Luis Carrera-Maul

M02 : Obra en proceso

Esta exposición constituye una etapa del proyecto Metonimias y forma parte de un cuerpo de obra que Luis Carrera-Maul ha desarrollado durante los últimos años, teniendo como fundamentos, la obra en contexto (art in context), el desarrollo de obra de sitio específico (site specific) y el arte procesual (process art).
La metonimia es quizá la figura retórica más utilizada en el lenguaje cotidiano y en particular es una de las más recurrentes en el arte contemporáneo, se refiere a una sustitución semántica que define el todo a partir de una de sus partes.
Este concepto sirve como detonador de una serie de lecturas dialécticas, a partir de las múltiples capas de contenido del proyecto : la relación entre arte y ciencia, la meditación budista y los procesos performáticos, el azar y la serendipia , la teoría del caos y el eterno retorno al origen.
Una referencia importante de este proyecto es una antigua meditación budista, donde los monjes iban al bosque, elegían una piedra y durante su proceso de meditación, realizaban el mismo procedimiento utilizado por Carrera-Maul en este proyecto ; envolver la piedra con papel de arroz, cubrirla con tinta china, dejarla secar y desprender el papel. Después de dejar la piedra en su lugar, volvían del bosque con la imagen impresa, que representaba simbólicamente su experiencia.
En 2012, el artista viajó a Cosautlán de Carvajal, una comunidad entre los estados de Puebla y Veracruz, para recolectar y transportar con mulas y después en coche, 12 piedras de río de aproximadamente 50 kg cada una, hasta la Ciudad de México.
Posteriormente entre octubre de 2012 y marzo de 2013, Carrera-Maul presentó en el Patio Oval del Museo Nacional de San Carlos, una instalación conformada por estas piedras envueltas en papel de arroz, recreando el círculo cromático de la Teoría de Color de Johann Wolfgang von Goethe (1810).
Así mismo, instaló 12 botellas de vidrio que contenían tinta china con los colores del círculo cromático y que a través de un dispositivo de goteo por gravedad permitió que la tinta goteara, impregnando los papeles sobre las piedras.
Después de un largo proceso de desprendimiento del papel de arroz de las piedras, con el material recolectado y luego clasificado, Carrera-Maul procedió a re-construir y re-componer estos papeles dentro de un formato predeterminado.
El resultado son 12 lienzos conformados por los papeles que contienen las huellas de las piedras y que constituyen la memoria del proceso. El compromiso con la comunidad de Cosautlán de Carvajal es devolver las piedras a su lugar de origen.

Galería de imágenes